Incremento de la proporción de personas de edad avanzada

Los actuales cambios demográficos están generando un crecimiento significativo de la proporción de personas de edad avanzada. Esto generará una amplia variedad de retos para el sistema sanitario; retos que solo podrán resolverse mediante nuevas e innovadoras soluciones.

Cuatro tendencias esenciales en el sector sanitario

Según Statistics Denmark1, el número de personas de edad avanzada crecerá considerablemente durante los próximos 10 años. Se espera que el número de personas de 80 años de edad crezca en 150 000 personas a lo largo de los próximos 10 años, mientras que el grupo de personas de edades comprendidas entre los 65 y los 79 aumente en 58 000 en 2028. Si miramos más lejos en el futuro, se espera que en 2053 el 10 % de los habitantes haya llegado a los 80 años de edad.

Aumento de la demanda de asistencia y cuidados médicos
Las poblaciones con mayores porcentajes de personas de edad avanzada suponen un reto para sus respectivos sistemas sanitarios. A medida que el envejecimiento va afectando al cuerpo humano, también aumenta el número de personas que necesitan atención y cuidados médicos. Lamentablemente, el número de personas jóvenes no está creciendo con la misma rapidez que crece el número de personas de edad avanzada. Por lo tanto, el personal sanitario no contará con los efectivos suficientes y, por lo tanto, no será capaz de ofrecer la asistencia y los cuidados médicos a la gran proporción de personas de edad avanzada que los necesita. Esto provoca que, para que todos podamos recibir la atención y los cuidados médicos adecuados, nuevas aplicaciones y nuevas tecnologías pasen a convertirse en factores esenciales.

Nuevos tipos de cuidados
Afortunadamente, muchas organizaciones centran sus esfuerzos en el desarrollo de nuevos productos pensados para asistir a las personas de edad avanzada y facilitar el trabajo del personal sanitario. Sin embargo, ¡esto no significará menos cuidados! Al contrario, los cuidados se llevarán a cabo de manera diferente. Un mayor número de dispositivos de asistencia sanitaria impulsará un también mayor nivel de eficiencia en los cuidados prestados por el personal sanitario y, a su vez, contribuirá a que cada vez haya más personas de la tercera edad que gocen de la independencia y la autonomía que desean. 

Como se menciona en la descripción de la tendencia número 2, ‘dignidad e independencia’ se están también convirtiendo en factores muy importantes. Las personas de edad avanzada desean mantener su independencia y continuar viviendo en sus hogares el máximo tiempo posible. Están dispuestos a invertir en dispositivos de asistencia que les permitan prescindir de los cuidados del personal sanitario. 

Los datos ofrecen información muy valiosa
Una de las tecnologías que podrá marcar la diferencia a la hora de ayudar al gran grupo de personas de edad avanzada en nuestras comunidades es el ‘Internet de las cosas’ (tendencia número 1). A través de conectar las aplicaciones sanitarias al Internet, por ejemplo, será posible recopilar datos sobre el estado de los pacientes o sobre el estado del servicio de la aplicación. De esta manera, los cuidados necesarios podrán planificarse de manera eficiente y los dispositivos de asistencia médica podrán revisarse antes de que puedan averiarse.

LINAK colabora con varias empresas que desarrollan productos útiles e innovadores para las personas de la tercera edad. Asimismo, hemos desarrollado una herramienta de recopilación de datos que puede utilizarse con varios productos sanitarios con el objetivo de que la asistencia y los cuidados médicos sean más eficientes.

1 ) Organización gubernamental danesa integrada en el Ministerio de Economía y Asuntos Exteriore s

 

¿Tiene alguna pregunta acerca de la tecnología de actuador eléctrico?

- No somos oráculos, pero sí somos expertos en tecnología de actuador. Así que tómese la libertad de preguntarnos todo lo que desee saber al respecto.